miércoles, 12 de enero de 2011

El Asombroso Mundo de Pocholo y Borjamari

Que levante la mano quien no haya visto esta película un mínimo de dos veces... Yo creo que ya llevo 3... ¡Quizás 4! Y no me canso... El Asombroso Mundo de Pocholo y Borjamari, con su absurdo argumento y sus pintorescos personajes nos da mucho juego, sobre todo a la hora de estar, durante más de dos semanas, repitiendo una y otra vez los diálogos, así como continuando con las carcajadas como la primera vez que los escuchaste. Es una película idiota, donde se pretende exagerar al 200% el 'osea... ¿No?' de los pijos, porque señores... ¡Los pijos existen! Son como la inteligencia de más de uno... No se ve... ¡Pero está ahí!

Esta comedia española comienza ambientada en las noches de los años 80, donde Borjamari y Pocholo se mueven a sus anchas en la discoteca 'Aguacates.' Son expertos en hacer las bromas más 'canallas' a las 'niñas' más cool, convirtiéndose los reyes del local. Veinte años después, las cosas han cambiado para todos... Pero ellos no: ahora, los dos hermanos ya no son nada en 'Aguacates' ni en el nuevo mundo, tan sólo objeto de burla. Son repetidores continuos en la Facultad de Derecho pretenden seguir 'con papá y mamá'... Su primo Pelayo, de quien ellos solían reirse y abusar en la adolescencia, reaparece en sus vidas: ahora es un moderno esquiador, ligón y popular. 


Pelayo no ha dejado pasar el tren y se vengará de las antiguas crueldades de Borjamari y Pocholo anunciándoles que Mecano va a reunirse en un concierto sorpresa. Borjamari y Pocholo se lo tragan y se lanzan a la aventura en compañía de Paloma, una chica romanticona, emocionalmente compleja, que está pasando 'de niña a mujer' (con más de 30 años) y que entra en la historia como un ciclón. Paloma tiene las llaves del coche 'de papá' (amante de los coches antiguos con más de 2 años) y también las llaves de la felicidad de Borjamari y Pocholo. Son el trío perfecto... ¿Eres capaz de no soltar una carcajada?

Uno de los mejores aspectos que destacaría es el logrado vestuario: las mejores marcas son vestidas, calzadas y mencionadas a lo largo del guión, seguidas de las típicas conversaciones 'de ricos' que giran en torno a bodegas, operaciones de estética o cocodrilos de Lacoste. Desde luego, se trata de otro espectáculo del humor para todos los seguidores del gran Santiago Segura (nuestro Torrente o Máquina de Bailar), acompañado del gran Javier Gutiérrez, y donde los papeles de Guillermo Toledo o Pilar Castro destacan porque encajan, perfectamente, en los papeles de 'antagonista malote' (Guillermo) y de 'enamorada de un antagonista malote' (Pilar). Además, la banda sonora... ¿Cómo no hablar de la banda sonora? ¿A quién no le trae dulces recuerdos de su juventud ochentera, con lunares y pantalones ajustados de campana? Una renovadísima Devuelveme a Mi Chica por David Summers o la conocidísima Me Muero Por Conocerte de Álex Ubago son capaces de trasladarnos a una época que todos, en mayor o menor medida, hemos vivido... ¡Porque todos somos 'canallas'!

Una película para ver acompañado... Porque... ¿Qué gracia tendría si no hacer las bromas a alguien? Os dará mucho juego...

No hay comentarios:

Publicar un comentario