viernes, 10 de septiembre de 2010

Perdona si te llamo Amor

De la mano del italiano Federico Moccia, con una carrera literaria imparable, se ha generado uno de los fenómenos editoriales más asombrosos de los últimos tiempos: cuatro novelas lideradas por goleada por Perdona si te llamo Amor, que ya ha sido llevada al cine por el propio Federico como director. La adaptación cinematográfica de este fenómeno literario a escala mundial cuenta con el atractivo Raoul Bova (Bajo el Sol de la Toscana, Alien vs. Predator) y la joven debutante Michela Quattrociocche en los papeles protagonistas. Y es que... ¿Quién no tiene algún ejemplar de Moccia en su estantería? Yo tengo el mío... Y seguro que, vosotros, también.

Digamos que la película comienza con la historia de Alessandro, un exitoso publicista de 37 años a quien acaba de dejar su novia de toda la vida. Lo está pasando realmente mal (incluso, sus amigotes pretenden 'alegrarle' la vida a la antigua...). Un día, conduciendo hacia el trabajo, se choca con la moto de Niki, una joven madura y responsable que cursa su último año de secundaria: él tiene casi 40 años y ella sólo 17, pero los dos se enamoran, descubriendo nuevos sentimientos y llegando a replantearse sus respectivas vidas. Todo marcha bien hasta que Elena, su antigua novia, decide volver... Y él no le dirá que 'no.' En este ataque de sensatez de Alex, Niki aprovechará para estudiar sus exámenes finales, a la espera de cumplir los 18 años y reencontrarse con su amor... ¿Qué pasará después?


Nos hallamos ante una comedia romántica (¡ahora sí!) bastante pastelosa y rellena de almíbar; una apasionada historia de amor en contra de todas las convenciones y prejuicios sociales. A todo ello se suman los exquisitos escenarios (el del faro es el mejor), junto a una luz y una vestimenta estelares, que acompañan al magistral elenco de actores en esta aventura. Cuenta con todos los ingredientes para converirse en la nueva 'saga Crepúsculo', por lo menos en cuanto a fenómeno televisivo se refiere: personajes, vocabulario y argumento adecuados para conquistar al público adolescente y dar lugar a múltiples portadas de revistas como SuperPop con trucos de maquillaje (si alguien no está de acuerdo, que lo diga ahora... ¡O calle para siempre!).

De todos modos, no puedo obviar que, para ser su debut, Michela Quattrociocche interpreta su papel con la picardía y la frescura propias de toda una profesional... Sencillamente sorprendente. Desde aquí os invito a verla y a saborearla, incluyendo la lectura del libro ya que, como 'buena' adaptación al cine de una película (nótese el entrecomillado), se cargan escenas importantes que son más que fundamentales para la comprensión de la historia de amor entre los protagonistas.

¿Veamos el tráiler...?

No hay comentarios:

Publicar un comentario