miércoles, 8 de septiembre de 2010

Habitación 333

Película típica, tópica y mala malísima, con multitud de defectos, muy previsible y con escasos momentos de tensión. De hecho, a veces piensas que te encuentras ante una peli de Serie B, rodada con escasos recursos y con un elenco de actores a lo Paris Hilton en La Casa de Cera. Hoy, la peli que quiero presentaros es Habitación 333, un tipo de filme del que ya se han hecho millones y que, encima, no se esfuerza ni lo más mínimo por agradar, por dar miedo... ¡Ni por nada! La carátula es bastante buena, asusta mil veces más que el contenido de la peli, que de creíble tiene poco. De hecho, el argumento no pasa de 'grupo de amigos que se adentra en un lugar indebido y que van cayendo como moscas porque parecen poco avispados.'

En todo momento, se nos comenta que algunos hospitales carecen de planta trece... En el hospital Santa Mira (el de la peli) no debía haber existido nunca la tercera, y ésto es algo que descubrirá un grupo de estudiantes que se queda atrapado en este hospital la noche de halloween (lo típico: entramos y jugamos un rato a asustarnos...). Sin darse cuenta, los jóvenes se adentrarán en los misterios que se ocultan en el sanatorio, sobrepasando los límites que se esconden en la planta tercera donde convive el mundo de los vivos y los muertos...


El escenario de la película no puede ser mejor: un hospital lúgubre y que se cae a trozos, pero tampoco puede estar más desaprovechado. Hubiese dado muchísimo juego, sin duda... Y todo ello por no hablar de Dakota Fanning (creo que es ella), la niña que aparece a lo largo de toda la película... De hecho, ni siquiera se aclara por qué aparece en todas partes: deduces que murió allí por alguna razón, pero tampoco eres capaz de concretarla... ¡Tampoco puedo saber si es ella o no porque no alza la cara en prácticamente ningún momento!

Es una pena que el resultado haya sido tan insípido... No es detestable, pero tampoco una obra maestra... Esto es crítica positiva de cine: creo que ya la he puesto bastante a parir y tampoco era esa mi intención. Los efectos especiales son del montón; ésto y la multiplicidad de defectos que la convierten en una película pasable, que es capaz de hacerte reir un rato pensando en el tiempo perdido mientras la estás viendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario