miércoles, 30 de junio de 2010

Nacidas para Sufrir

Soberbiamente realista... Eso es lo primero que este filme da que pensar. Con un elenco prestigioso y unas interpretaciones magníficas, nos sorprendía Nacidas para Sufrir el pasado 2009, de la mano del director español Miguel Albaladejo. Caras conocidas como Adriana Ozores, Malena Alterio, Mariola Fuentes, Petra Martínez o María Alfonsa Rosso nos hacen sumergirnos en una atmósfera cotidiana, perfectamente ambientada, que narra hechos donde el egoísmo está repugnanetemente presente en torno a un tema tan actual como es el matrimonio homosexual.

En primera instancia, se nos presenta a la tía Flora, de 72 años, una solterona de un pequeño pueblo que siempre ha estado al cuidado de sus familiares: su única hermana murió muy joven y le dejó tres sobrinas huerfanitas de las que también tuvo que ocuparse. Las tres sobrinas crecieron y se fueron del pueblo, y ahora Flora está asustada porque, al llegar a la vejez, ve que llega el momento en el cual tendrán cuidar de ella... Tiene miedo de que la lleven a la residencia donde trabaja una de ellas, así que su única salvación parece ser Purita: una joven que ha estado ayudándola en los últimos años a cuidar de sus ancianos parientes, y que es la única con la que siente en familia. Para Flora, la única forma de mantener a Purita a su lado sin rechistes es contrayendo matrimonio con ella... Pero todo dará un giro inesperado cuando los mayores de Purita también entren en escena...


Cualquier detallito desvelado en referencia a este filme sería un grandísimo spoiler, de modo que ahí queda la cosa. Quizá los diálogos son escasos y demasiado complejos, tanto que a veces parece que revivimos una obra de teatro, pero la imagen es capaz de solventar ese pequeño defectito... Además, la diferencia entre dos tipos de personas está perfectamente retratada: señoras mayores y egoístas, que son capaces de cualquier cosa para que sus 'necesidades' sean cubiertas, y las típicas buenazas de pueblo, tontas de remate y solteras, que parecen necesitar sentirse queridas, aunque para ello tengan que trabajar de sol a sol. Un drama con toques de comedia puntuales que no tiene desperdicio, vamos...

Un aplauso para el director... La recomiendo muchísimo... Sin ser un peliculón publicitada con bombo y platillo, puede calar en vuestros corazones. Os dejo con el trailer, para ver si os convenzo a echarle un vistazo... :)


Saludos.

2 comentarios:

  1. Pues mira, me he visto casi todas las de Albaladejo (la última la digna "Cachorro")y esta no me tira mucho la verdad. Seguramente me la vea por completismo y lo mismo me sorprende...

    ResponderEliminar
  2. Estoy segura de que te gustará... :) El argumento no está mal e, incluso, sorprende el giro de guión final. Yo, de ti, la vería... :)

    ResponderEliminar