jueves, 15 de abril de 2010

Maroa

Hoy regreso con una película que desconocía por completo su existencia y, aunque data ya de 2005, refleja con claridad la situación económica y social de países como Venezuela, donde se desarrollan todos los hechos. Maroa, película venezolana y sin doblajes, cuenta la historia de una niña de 11 años (Yorlis Domínguez), audaz superviviente de la jungla de asfalto que lucha cada día por obtener unos pesos para sobrevivir, sea como sea. El alimento cotidiano de Maroa son telenovelas cursis, changas y raps que interpretan al barrio y por las noches, el chasquido de las balas, los disparos reflejados en las encuestas que cuantifican 130 muertos, cada fin de semana, en las barriadas de Caracas.

La niña convive con Brígida (Elba Escobar), su abuela, adivinadora, tramposa y vendedora de lotería, que la maltrata y le exige rendición exacta de las cuentas, pero es su única familia. Impetuosa y decidida, en esas condiciones, la vida de Maroa no tiene futuro, hasta el momento que escucha un clarinete. La conexión es mágica y profunda.


Finalmente, los días de Maroa girarán en torno a las clases de música que imparte el músico Joaquín (Tristán Ulloa), tímido e incondicional, quien se interesa de inmediato por esta niña talentosa y carente de la más elemental disciplina. Joaquín, el único que siembra esperanza en su abandono, descubre que, a través de Maroa, su mundo cambia para siempre.

Lo más hermoso de la película, quizá, sea el acento venezolano, muy propio de las telenovelas y que acaricia nuestro oido (al menos, el mío). A ello debemos sumar un joven Tristán Ulloa (guapísimo, por cierto), que yo no sé cómo lo hace este chico... Pero, ¡qué bien se conserva para rondar los 40!

No puedo dejar de hacer hincapié en el tema de la posible "pederastia" del músico Joaquín, ya que es más que evidente que no mira a Maroa con los ojos de un padre o algo parecido. Incluso, podríamos ir un poco más allá y ver en Maroa a la reencarnación de "Lolita" (la recordáis, ¿verdad?). Sin duda, no podéis dejar de verla... Muy tierna y muy realista.

Un saludo, :)

P. D.: La carátula de la película que os pongo es la de Venezuela, que me gusta mucho más que la española... Sed felices, :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario