martes, 6 de abril de 2010

El Exorcista: El Comienzo

Bueno, puestos a ver pelis... ¿Por qué no ver una de terror? Ya echaba de menos una buena peli de miedo... Pero, creo que esta vez me equivoqué (por tres o cuatro pueblos, apenas), con la elegida: El Exorcista: El Comienzo, una americanada de 2004 que entraría, según el vocabulario de una persona que yo conozco, en el género del "miedo menos miedo", más que en el de "miedo más miedo."

Fuera de esta paranoya, retomemos lo que realmente nos interesa: los orígenes de esta película que, además de asustar lo justo, tiene unos efectos especiales un tanto primitivos. A lo largo de la peli, podemos ver la figura del padre Merrin (Stellan Skarsgård) que, en los años de la II Guerra Mundial, es implacablemente atormentado por los recuerdos de las atrocidades perpetradas contra la gente inocente de su parroquia: por ello, su fe en el hombre y en Dios lo han abandonado, y no puede honestamente se-guir considerándose a sí mismo como un hombre de Dios. Merrin viaja desde su Holanda natal, en una tentativa desesperada por escapar de los horrores que atestiguó allí y, mientras viaja a través del Cairo, un coleccionista de antigüedades le invita a acercarse a unas excavaciones arqueológicas en la lejana región de Turkana en Kenia. Allí han descubierto una iglesia cristiana bizantina en unas inexplicables mejores condiciones, como si hubiera sido enterrada el mismo día de haber sido terminada. Pero debajo de la iglesia, algo mucho más antiguo duerme, esperando ser despertado...: el demonio (o algo así).

Destacable de la peli podría ser, perfectamente, la originalidad de algunos de los crímenes cometidos, de estos en los que se ven vísceras y esas cosas. Tampoco pasar por alto la ambientación de la época y la musiquita de miedo... Pero... ¡Las secuelas nunca fueron buenas! Y eso de tener que esperar hasta el final para ver a la famosa "niña" en acción, diciendo palabrotas y trepando por las paredes... No me gusta, :P.

Y, como no tengo mucho más que aportar de la peli, os dejo con un chiste de estos de "exorcistas"...

"Va un borracho por la escalera de su casa y le dice un vecino:

- Ya verás la bronca que te va montar tu mujer.

El borracho le contesta:

- ¡Qué va! Cuando estoy borracho mi mujer y yo jugamos al "Exorcista."

- ¿Al Exorcista? - Pregunta sorprendido el vecino.

- ¡Claro que sí! Ella me sermonea y yo vomito..."

Jajaja... Bueno, por lo menos nos hemos reído... Venga, saludos y a seguir viendo buen cine, :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario